Ocho cuentos para educar en igualdad

0 225

¿Cómo sería un mundo igualitario, un mundo feminista?

Estos son los relatos que nos debemos contar las unas a las otras para crear un lugar distinto, un lugar más justo, más igual.

Para cuidarnos y querernos más.

Para dar voz a lo que ya no se puede callar.

Agustina Guerrero, María Hesse, Ana Santos, Naranjalidad, Lady Desidia, Laura Agustí, Elena Pancorbo, Amaia Arrazola y Sara Cano se reúnen en este precioso volumen para ilustrar estos cuentos únicos para niñas, chicas y mujeres, y para todos, en realidad, porque el futuro es femenino.

El futuro es femenino: cuentos para que juntas cambiemos el mundo, es un libro que reúne a las mejores ilustradoras del momento, y que recoge cuentos inspiradores sobre las situaciones de desigualdad frecuentes a las que nos enfrentamos niñas y mujeres a diario, mostrando cómo sus protagonistas se transforman para empoderarse y resolver situaciones de discriminación.

Este libro que apoyamos es una contribución más a la visibilización de situaciones estereotipadas de género presentes en la España de hoy, al tiempo que pretende dar voz a las niñas y jóvenes y reivindicar la emancipación de las mujeres por una sociedad libre de prejuicios, sexismo y discriminación.

Los cuentos también transforman con su mirada en equidad e igualdad y conciencian a las nuevas generaciones a crear sociedades más incluyentes y libres de sexismo con una visión más global y completa del mundo en que vivimos.

Las historias que se presentan brindan un acercamiento a la transformación de las relaciones de género y promueven una reflexión crítica y comprometida con las transformaciones de la realidad social desde la mirada de género para construir relaciones basadas en la equidad y remover los cimientos sexistas que el dominio patriarcal impone en las relaciones entre los géneros.

En los cuentos aparecen situaciones como la de una joven inmersa en una relación tóxica, o una joven que le gustaría ser detective, en un mundo de hombres, o de cómo las niñas ocupan las esquinas de los patios de los colegios y escuelas porque los niños llenan todo el espacio, o la presión sobre el aspecto físico, o la invisibilidad de mujeres en el arte y en la historia… todos ellos relatos que dinamitan los estereotipos de género, las situaciones de machismo y de desigualdad.

Fuente InteRed
También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.