Empleo IT Mujer: 10 profesiones con futuro

0 52

Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) aportaron a la economía española 44.497 millones de euros en 2017, lo que supone un 4,2% del PIB de nuestro país. Este sector será uno de los principales motores de empleo de calidad en los próximos años, en donde profesiones como Desarrolladora de Software, Directora de Proyectos Tecnológicos, Diseñadora Gráfica Digital o Especialista en Big Data se encuentran entre las que presentan más salidas laborales para las mujeres. Además, esta última, junto con Inteligencia de Negocio, es el área con una menor brecha salarial.

Según las últimas estimaciones de la Comisión Europea, en 2020 habrá más de 500.000 puestos de trabajo sin cubrir en la UE en el sector tecnológico. Sin embargo, a pesar del auge de la economía digital, la representación femenina en el sector apenas ha aumentado en los últimos 20 años. ¿Qué está pasando? ¿Por qué cada vez hay menos mujeres interesadas en el ámbito tecnológico?

A esta, y a otras muchas preguntas sobre el papel de la mujer en el empleo tecnológico, se da respuesta en Empleo IT Mujer: 10 profesiones con futuro, un informe elaborado conjuntamente por Infoempleo y UNIR en el que se analiza el mercado de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y la situación de la mujer en él. También se desgranan 10 perfiles relevantes de este ámbito y especialistas en cada área ofrecen detalles sobre su profesión, su día a día, su recorrido profesional y sus perspectivas de futuro.

El estudio se presentó la semana pasada en la sede de UNIR en Madrid, en un acto en el que, junto a destacadas expertas y profesionales del sector IT, ha estado presente Isabel Celaá, ministra en funciones de Educación y Formación Profesional, quien ha recalcado la importancia de sensibilizar en la importancia de que las jóvenes “vayan a modelos STEM, para lo cual hay que cultivar “en toda la sociedad la simpatía por las ciencias, tecnologías y matemáticas”. Por ello, ha abogado por trabajar con las niñas “desde que son muy pequeñas, es necesario un cambio de enfoque con asignaturas de tecnología”.

Y es que, para Celaá, se trata de hacer hincapié en la digitalización de la educación, “donde haya un desarrollo de las competencias más que un sumatorio de contenidos, para suscitar emoción y curiosidad y que las niñas sigan aprendiendo”, pero también en el desarrollo de una ciudadanía digital. “Para que nuestros alumnos y alumnas sean conscientes de que están ante un fenómeno complejo con sus riesgos, para prevenir que sean víctimas de discursos de odio, que sean respetuosos y piensen por sí mismos”, ha reclamado, antes de concluir con alabanzas a un informe que representa “un paso más para corregir el desequilibrio de género en las profesiones digitales”. Por ello, ha felicitado a UNIR e Infoempleo “por enriquecer el debate social y hacer aportaciones que mi equipo va a tener muy en cuenta”.

Sus palabras han sido precedidas por las del rector de UNIR, José María Vázquez García Peñuela, que también ha coincidido al señalar que la solución para facilitar una mayor presencia femenina en las profesiones TIC radica en la “educación en Primaria y Secundaria a la hora de enseñar ciencias y tecnología”, así como también en el cine y las series televisivas, puesto que son “los referentes entre la gente de 8 a 14 años, y no tanto las CEO de grandes empresas tecnológicas”.

A continuación ha sido el turno de Margarita Villegas, directora de Tecnología e Innovación de UNIR. La también ingeniera especialista en electrónica y robótica ha impartido la ponencia inaugural “Tecnología y educación”, en la que ha destacado que la Inteligencia Artificial y las herramientas que vigilan las emociones “van a estar al servicio de la productividad; facilitarán la toma de decisiones en el trabajo, nos ayudarán a ser más eficientes e indicarán la mejor forma de abordarlo, pero ¿quién las va a trabajar y con qué elementos de empatía?”. Tras advertir que desde la Educación “debemos dar respuesta a estas demandas”, Villegas ha señalado que el sector de las TIC tiene una ventaja. “La edad no importa, al final todo el mundo se ha formado casi al mismo tiempo, hablamos de ocho años, un espacio muy corto, y ha habido muy poco margen para formarse y tener unas skills diferenciales”.

Mientras que Teresa Tomás, CEO de Infoempleo; y Por su parte, Teresa Tomás ha asegurado que, “pese a que el sector tecnológico ofrece mejores oportunidades laborales y sueldos, solo un 20% de las jóvenes elige estudiar una carrera STEM. Esta subrepresentación de las mujeres en el ámbito de las TIC tiene un elevadísimo coste para la economía”. “Para avanzar hay que romper con los estereotipos que señalan a las profesiones en tecnología como territorio exclusivamente masculino. Por eso, en este estudio hemos querido dar voz a mujeres que ya tienen un recorrido profesional importante en el mundo IT. Expertas en ciberseguridad, Big Data, inteligencia artificial, Blockchain, innovación o robótica educativa, entre otras, que nos han hablado de los perfiles que contarán con una importante demanda en el futuro, y de todo lo que podrían aportar las mujeres en este ámbito”, ha concluido la CEO de Infoempleo.

Educar a las niñas en carreras STEM

Aunque en España el número de mujeres matriculadas y graduadas en la universidad (54,8%) supera al de los hombres (45,20%), su presencia en los estudios de Ingeniería y Arquitectura sigue siendo mucho menor: de cada cinco estudiantes de ingeniería, solo una es mujer.

Es más, según los datos de Eurostat, la media de jóvenes matriculadas en España en titulaciones STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) es de 7,6 puntos mientras que la media de la Unión Europea se sitúa en el 9%.

Llama especialmente la atención la evolución negativa que ha tenido la presencia femenina en la carrera de Informática. El porcentaje de mujeres que se matricularon el primer año del que se tienen datos (curso 85/86) fue de un 31%. Desde entonces, salvo un pico en 2002, su porcentaje ha ido disminuyendo hasta el curso 2016/2017, donde las mujeres solo suponen el 11,9% de los estudiantes matriculados en esta titulación.

En Formación Profesional los datos no son mejores. Solo hay un 11,7% de mujeres matriculadas en los Grados Superiores de FP que conforman la familia de Informática y Comunicaciones, frente al 88,3% de los hombres.

Romper los estereotipos

Tanto la OCDE como otras instituciones europeas han llamado la atención sobre la problemática que supone la escasa representación femenina en puestos del ámbito tecnológico. La percepción de la tecnología como un terreno masculino es algo todavía arraigado en la sociedad, interiorizado desde edades muy tempranas. Ese es, precisamente, el gran problema de la presencia de la mujer en el sector digital en España, el acceso a los estudios tecnológicos.

Por eso, a la hora de atraer el talento femenino al mundo digital hay que trabajar en cambiar los estereotipos y hacer la tecnología más atractiva a las mujeres. Es imprescindible desarrollar programas educativos que motiven a las adolescentes a elegir estudios STEM, reforzar la presencia femenina en los ciclos de formación profesional, crear programas de atracción de mujeres a las escuelas de negocio y aumentar el número de profesoras encargadas de impartir formación tecnológica en la universidad, así como el de empresarias y consejeras al frente de empresas tecnológicas para que las niñas tengan referentes femeninos de éxito en los que proyectar su futuro.

En ese sentido María Benjumea, Founder & Ceo de Spain StartUp-South Summit, ha defendido que “tenemos que trabajar con nosotras, las mujeres, la sociedad está deseando que nos incorporemos plenamente en carreras tecnológicas, es un tema de decisiones y en eso somos libres”. Sin embargo, la presidenta de la Asociación Española de Inteligencia Artificial, Amparo Alonso, ha señalado a la “educación estereotipada” como una de las problemáticas. “Se pone a las niñas más de princesas y a los niños de campeones, cuando las niñas son pequeñas se sienten más incapaces en estas materias, les faltan referentes”, ha cuestionado, por lo que ha abogado por “introducir la Computación y la Informática desde las primeras edades de Infantil”.

También la CIO de Ferrovial, Esther Málaga, ha hecho referencia a los “muchos micromachismos” y ha defendido la importancia de “creérnoslo, nosotras tenemos que trabajar con la idea de ‘¿Y por qué no?’” y Esther Checa, Head of Innovation en T2o Media ha abogado por el equilibrio entre el humanismo y la tecnología. “Busquen la formación tecnológica, pero también creen un discurso para aquellas niñas que no tienen una vocación tecnológica, que puedan desarrollar esa capacidad tecnológica que conlleva cualquier formación, también las humanidades”.

Brecha de Género en el Empleo IT

En España, por cada mujer que trabaja en ocupaciones digitales, hay 2,6 hombres. La falta de vocaciones es una de las razones más importantes, pero hay más, y las empresas tienen un gran reto para reducir esta brecha con culturas corporativas más inclusivas que fomenten la flexibilidad orientada a trabajar más por resultados.

A esta dificultad propia del sector hay que añadir otros dos retos que afectan a las mujeres de forma global: la falta de conciliación entre la vida familiar y laboral y la brecha salarial de género.

Conciliación laboral y familiar

La dificultad para conciliar trabajo y vida familiar es uno de los principales motivos por lo que las mujeres ven frenada su carrera profesional o renuncian a ella en todos los sectores empresariales. A partir de los 30 años, la conciliación es una de las variables que más marcan las prioridades profesionales entre hombres y mujeres.

Según datos del INE, el 92% de las excedencias concedidas en 2017 para el cuidado de los hijos fueron solicitadas por las madres. Para el cuidado de familiares, las mujeres fueron las solicitantes en el 84% de los casos.

Además, una de cada cinco mujeres con empleo optó por la jornada parcial para poder compatibilizar su trabajo con el cuidado de los niños, de familiares enfermos, personas dependientes o ancianos. Es decir, más de 400.000 mujeres tuvieron que reducir su jornada laboral para dedicarse al cuidado de la familia.

Brecha salarial

Las diferencias retributivas entre hombres y mujeres son una realidad en nuestro país. De media, los profesionales varones perciben 25.044 euros brutos anuales en concepto de salarios, una remuneración que es un 18% superior a la de la mujer, que se queda 3.815 euros por debajo (21.229€/brutos al año).

Sin embargo, si atendemos al área funcional en la que trabaja cada profesional, tanto la rama de tecnología, informática y telecomunicaciones como la de Inteligencia de negocio y Big Data están entre las que presentan una brecha salarial menor por razones de género. En el primer caso, la diferencia retributiva supone un 8,6% en favor de los hombres; en el segundo, un 0,98%.

¿Qué perfiles se solicitan más?

En este informe se describen cada uno de los siguientes perfiles, salidas profesionales, rango de salarios y formación necesaria para desempeñar sus funciones y se recogen testimonios de profesionales en activo.

  • Desarrolladora de Software, encargada de desarrollar los pilares de los sistemas operativos y de probar el código de nuevos programas para asegurar su eficiencia. Rango salarial: entre 18.000 y 35.000 euros anuales.
  • Directora de Proyectos Tecnológicos: lidera la gestión y el seguimiento de los proyectos IT que se llevan a cabo. Rango salarial: entre 53.000 y 120.000 euros anuales.
  • Diseñadora Gráfica Digital: crea y maqueta páginas web, newsletters, displays, landing pages… y confecciona la identidad corporativa de empresas y organismos (logos, packaging, cartelería, etc.), entre otras funciones. Rango salarial: entre 16.000 y 50.000 euros al año.
  • Especialista en Big Data: recoge, almacena y analiza grandes bases de datos y prepara los correspondientes informes de la forma más detallada posible, empleando fórmulas y métodos estandarizados. Sueldo medio: entre 30.000 y 50.000 euros anuales.
  • Especialista en Ciberseguridad: desarrolla todo tipo de estrategias para prevenir cualquier ataque cibernético. Sueldo medio: entre 30.000 y 60.000 euros al año.
  • Especialista en Cloud Computing: lidera el cambio empresarial que supone la adopción de la nube, de desarrollar una estrategia de adopción de cloud para coordinar el proceso y de evaluar posibles soluciones para optimizar la infraestructura.Rango salarial: entre 34.000 y 45.000 euros anuales.
  • Experta en Blockchain: aplica las últimas tecnologías en el mundo de los negocios, empleando bloques de claves criptográficas para asegurar la confidencialidad de la información. Rango salarial: entre 30.000 y 60.000 euros anuales.
  • Experta en Inteligencia Artificial: en la IA se pueden encontrar múltiples áreas de trabajo: robótica, procesamiento de lenguaje natural (PLN), aprendizaje automático (machine learning), redes neuronales, visión artificial, modelización basada en agentes inteligentes, Big Data, sistemas de recomendación, análisis predictivo, etc. Rango salarial: entre los 27.000 y los 77.500 euros anuales.
  • Experta en Robótica Educativa: en su vertiente más técnica, se encarga de diseñar proyectos y herramientas educativas basadas en dispositivos robóticos, en la educacional, aplican como docentes sus conocimientos directamente en el aula o enseñan a otros profesores a usar estos conocimientos. Rango salarial: entre 24.000 y 30.000 euros anuales.
  • Experta en Transformación Digital: su objetivo es el de adecuar el modelo de negocio y la cultura empresarial al entorno digital. Rango salarial: entre 60.000 y 80.000 euros anuales.
También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.